×

/

Think Orange

Los siete factores del éxito de las oficinas boutique en México

05 / 08 / 2017 — Diana Arenas

El mercado de oficinas en México ha vivido un boom en los últimos años. Los parques y corredores corporativos siguen extendiendo y posicionando su oferta de metros cuadrados en las grandes ciudades del país.

Pero no todo en esta tendencia son desarrollos de gran área y alta concentración. En contraste, han surgido alternativas que favorecen el diseño y la construcción eficiente en espacios más pequeños pero de ubicación privilegiada.

Conocidos como oficinas boutique, estos proyectos buscan explotar su potencial funcional y estético en dimensiones cortas. Los más emblemáticos en México rondan entre los 1000 y 5000 metros cuadrados de terreno, y los 6000 y 25 000 de construcción.

Las oficinas boutique se abren mercado a través de sus estrategias de segmentación. Aprovechan el límite de metraje como diferenciador para atender clientes con necesidades específicas: empresas que prefieran un ambiente íntimo y distintivo, que busquen compartir espacio con compañeros de industria o socios estratégicos, o que simplemente aprecien el valor del diseño.

Un modelo de negocio de este tipo de oficinas alcanzará mayor probabilidad de éxito en la medida que ofrezca soluciones atractivas, conformadas a partir de factores que ya han probado ser críticos para su logro comercial en el contexto mexicano.

Orange Investments® ha identificado estos siete factores principales:

Ancla en usos mixtos con comercio: presencia de marcas de consumo y servicio que den atención a los usuarios de las oficinas, principalmente enfocadas a restaurantes, cafés y servicios financieros.
Accesibilidad: motor lobbies con entradas prácticas al componente de oficinas, espacio para valet parking y accesos peatonales que, además de facilitar el tránsito en el ingreso, aumenten la presencia visual del proyecto sobre la avenida.
Ratios eficientes de estacionamiento: ratios cercanos a un lugar de estacionamiento por cada 25 metros cuadrados rentables, tanto de oficinas como de comercio.
Espacios limitados de renta que brinden exclusividad al proyecto: áreas netas rentables de máximo 9000 metros cuadrados.
Plantas modulables de entre 80 y 800 metros cuadrados: áreas ajustables a la necesidad del cliente, con entrega en obra gris.
Seguridad y control de acceso: filtro de seguridad en estacionamiento y lobby para controlar el ingreso al componente de oficinas.
Estrategias de posicionamiento y comercialización: campañas de mercadotecnia que perfilen el concepto como moderno, ejecutivo y exclusivo.
Perfiles especificos de arrendatarios: principalmente family offices y oficinas de servicios que buscan un front office que les proporcione todas las facilidades e imagen necesaria para sus empresas.

La presencia de estos elementos es un común denominador en proyectos en diversas ciudades de México donde este tipo de productos está detonando: Cancún, Chihuahua, Monterrey, Ciudad de México, entre otras.

En suma, el logro de las oficinas boutique depende de la optimización de los espacios según las exigencias de los mercados meta: de hacer más con menos por medio del arte —la estética en el diseño— pero también de la ciencia —la aplicación de principios fundamentales previamente validados—.

Categories

Orange News
Real Estate Intelligence
Development
Commercial Strategy
Capital Markets
Other
All