×

/

Think Orange

Real Estate 4 Millennials

03 / 09 / 2016 — Ana G. Garza

Esta generación no sólo está modificando los espacios de oficina, la forma de hacer negocios o la forma de socializar. También está influyendo en las tendencias del sector inmobiliario.

Y es que, al ser un segmento que en 10 años representará aproximadamente un 75% de la PEA en México, cada vez se vuelve más relevante en cuanto a poder adquisitivo; por lo que es importante voltear a ver a este target y analizar su estilo de vida para ofrecer productos inmobiliarios que les sean atractivos.

Adiós al crédito hipotecario.
Como los millennials se enfocan más en el presente (YOLO / FOMO), para esta generación un esquema de crédito hipotecario no es atractivo. Tan es así, que las industrias de telefonía optaron por modificar su modelo de negocio para llegar a este tipo de clientes, al ofrecer planes sin contrato. Si aplicamos esta perspectiva al sector inmobiliario, podría parecer que el ideal para los jóvenes del milenio es ofrecer producto en renta. Adiós a la compra de inmuebles y a los créditos hipotecarios pagaderos a 15 años. La renta de un departamento, para ellos, sería mucho más atractivo, pues ofrece más flexibilidad tanto de pago, como de mudanza -ya que también suelen viajar mucho y vivir en distintos países-. Existen ya en México varios desarrollos verticales que ofrecen solamente vivienda en renta y que tienen absorciones muy buenas. Atención baby boomers: Tomen nota para comprar un bien raíz; ya que, sin duda, los millennials garantizan demanda para rentas.

¿Vivir en periferia? ¡Ni de chiste!
En México, el 55% de los millennials considera que la forma más importante para hacer una diferencia del mundo es a través de la protección al medio ambiente. Para una generación que cada vez se vuelve más consciente de este tema, vivir en un espacio alejado de la ciudad es insostenible. Tráfico, contaminación, consumo de gasolina o fuentes de energía no renovables van en contra de su forma de pensar. Todos éstos son elementos que toman en cuenta al seleccionar su vivienda. Ahora los millennials buscan algo céntrico, que puedan trasladarse en medios de transporte alternos al automóvil. Estas necesidades pueden satisfacerse mediante los proyectos de usos mixtos, los cuales son ideales para tener todo al alcance.

¡Sólo quiero mi espacio!
Anteriormente, residencias de tres recámaras eran el éxito inmobiliario. Para los baby boomers tener una casa grande era un ideal derivado del gran Sueño Americano; no obstante, ahora tener espacios grandes se vuelve poco práctico y más caro. Ahora los departamentos de 70 metros cuadrados con una recámara o tipo loft son las tipologías perfectas para este segmento de mercado, que pasa la mayor parte del tiempo en la oficina o en lugares de entretenimiento cercanos a su lugar de trabajo; esta generación sólo llega a casa para lo esencial y tener un techo para dormir.

Me, Myself and I
Al ser una generación hedonista y un tanto egocéntrica, el tema de tener familia se vuele algo de antaño. Las familias, anteriormente, eran de al menos tres hijos; pero cada vez esta tendencia va a la baja. Tanto la tasa de natalidad como la tasa de fecundidad en México van a la baja; nuestro país es en donde más ha caído la tasa de fecundidad, desde 6.72 hijos por mujer hasta 2.22.
Existen casos en los que las familias deciden ser DINKs para siempre; por esta razón, la vivienda también se debe ajustar a esta transformación que está viviendo la familia. ¿Cómo lograrlo? Con amenidades específicas para este segmento o un tipo de arquitectura que no necesariamente considera el espacio para niños; es decir, sin estancias de juegos o guarderías, por ejemplo.

¿Y mis perrijos?
Aunque ya no quieren tener hijos, ahora tienen una figura como tal: las mascotas. Tanto perros como gatos cobran una gran relevancia para las generaciones del milenio. Antes, las personas tenían a sus mascotas pero los trataban un tanto distintos, dormían en el jardín y sólo bastaban las croquetas y el agua. Ahora se da el fenómeno de los perrijos, en los que visten a las mascotas con distintos outfits, duermen con ellas, pagan por hoteles mientras salen de vacaciones, les hacen pasteles de cumpleaños, entre otras cosas. Para ellos, las mascotas son una parte clave de su familia, por lo que los desarrollos pet friendly y que ofrezcan amenidades específicas para los animales domésticos serían un gran atractivo para los millennials.

Poco a poco veremos cómo estas tendencias van permeando en el sector residencial y cómo lo van transformando. ¿Se te ocurre alguna otra?

Categories

Orange News
Real Estate Intelligence
Development
Commercial Strategy
Capital Markets
Other
All